Aprende a evitar una digestión pesada

Muchas personas, después de comer, se sienten el vientre hinchado, con gases, náuseas y ardores. Todo esto es el resultado de digestiones pesadas. Todas estas molestias, en la mayoría de los casos, están relacionadas con una acumulación de gases en el intestino. Las causas más frecuentes son comer rápido, no masticar bien las comidas, tragar aire al comer, tomar bebidas con gas, incluso por estrés y ansiedad.

¿Qué son las digestiones pesadas?

Las digestiones pesadas son un trastorno digestivo muy frecuente en la población. Saber cuáles son sus síntomas es fundamental a la hora de encontrarles una solución. En la mayoría de las ocasiones son provocadas por una comida copiosa. Este problema aparece cuando el alimento que hemos tomado llega al estómago, pero no se realiza la digestión de forma correcta.

En muchas ocasiones las digestiones pesadas se pasan haciendo un poco de reposo, pero, este malestar y pesadez puede darse de forma repetitiva.

Cómo prevenir digestiones pesadas

Prevenir las digestiones pesadas es posible siguiendo esta serie de consejos:

  • No abuses de los chicles o caramelos.
  • Evita fumar.
  • Elimina de tu dieta los alimentos que no te suelen sentar bien, que son picantes y que tienen mucha salsa.
  • Bebe poco líquido durante las comidas.
  • ¡Dile “no” al estrés!

Si suelen tener muchos gases tras las comidas, estas recomendaciones te ayudarán a evitar esas molestias:

  • Come fruta madura y que no tenga piel.
  • Disminuye la cantidad de legumbres, guisantes, habas, coliflor, col, repollo, cebollas, patatas, acelgas y arroz.
  • Reduce la ingesta de dulces y de azúcar.
  • No reboces la carne y el pescado. Es mejor que lo cocines a la plancha, cocido o asado.
  • Un yogurt después de cada comida te ayudará a hacer mejor la digestión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *